50% en la Primera Sesión $12.495.

¿Qué es el trastorno del espectro autista (TEA)?


El trastorno del espectro autista (TEA) es una discapacidad del desarrollo que afecta la forma en que una persona se comporta, se comunica, interactúa y aprende. Se cree que el TEA es causado por diferencias en el cerebro, aunque las causas exactas aún no se conocen por completo. Algunas personas con TEA tienen una diferencia genética conocida, pero en muchos casos no se identifican otras causas específicas.

El TEA se caracteriza por una amplia gama de síntomas y niveles de severidad. Algunas personas con TEA tienen habilidades de conversación avanzadas, mientras que otras pueden tener dificultades para expresarse verbalmente. Algunas personas necesitan mucha ayuda en su vida diaria, mientras que otras pueden vivir de manera independiente con poca o ninguna ayuda.

El TEA suele manifestarse antes de los tres años de edad y puede durar toda la vida. Algunos niños muestran signos de TEA en los primeros meses de vida, mientras que en otros los síntomas pueden no aparecer hasta los dos años o más tarde. Algunos niños con TEA pueden adquirir nuevas habilidades y alcanzar hitos del desarrollo hasta los 18-24 meses, pero luego pueden dejar de adquirir nuevas habilidades o perder las que ya tenían.

A medida que los niños con TEA se convierten en adolescentes y adultos jóvenes, pueden enfrentar desafíos para formar amistades, comunicarse con personas de su edad y comprender las expectativas sociales en la escuela o el trabajo. También es común que tengan otras condiciones médicas, como ansiedad, depresión o trastorno por déficit de atención e hiperactividad.

Signos y síntomas del TEA

Las personas con TEA a menudo presentan dificultades en la comunicación y la interacción social, así como comportamientos o intereses restrictivos y repetitivos. También pueden tener formas distintas de aprender, moverse o prestar atención. Es importante destacar que algunas personas sin TEA también pueden mostrar algunos de estos síntomas. Sin embargo, para las personas con TEA, estas características pueden tener un impacto significativo en su vida diaria.

Algunos de los signos y síntomas comunes del TEA incluyen:

  • Dificultades en la comunicación verbal y no verbal.
  • Problemas para establecer y mantener relaciones sociales.
  • Patrones de comportamiento repetitivos o inusuales.
  • Intereses o actividades restrictivas y enfocadas.
  • Dificultades para adaptarse a cambios en la rutina o el entorno.
  • Sensibilidad a estímulos sensoriales, como sonidos fuertes o luces brillantes.
¿Qué es el trastorno del espectro autista (TEA)?

Diagnóstico del TEA

El diagnóstico del TEA puede ser complicado ya que no existe una prueba médica definitiva para confirmarlo. Los médicos evalúan la conducta y el desarrollo del niño para realizar un diagnóstico. Aunque algunos casos de TEA pueden detectarse a los 18 meses de edad o incluso antes, muchos niños no reciben un diagnóstico definitivo hasta más adelante en la infancia o incluso en la adolescencia.

La detección temprana y el diagnóstico preciso del TEA son fundamentales para brindar la ayuda y el apoyo necesarios. Si los padres tienen inquietudes sobre el desarrollo de su hijo o sospechan que puede tener TEA, es importante comunicarse con el médico del niño para discutir las preocupaciones y buscar una evaluación.

Tratamiento del TEA

El tratamiento del TEA se enfoca en reducir los síntomas que interfieren con el funcionamiento diario y mejorar la calidad de vida de la persona. Debido a que cada persona con TEA es única, los tratamientos se adaptan a las necesidades individuales. Por lo general, se requiere la intervención de múltiples profesionales, como pediatras del desarrollo, neurólogos infantiles y psicólogos o psiquiatras infantiles.

Los tratamientos pueden incluir terapia conductual, terapia del habla y del lenguaje, terapia ocupacional, programas educativos especializados y medicación en algunos casos. Es importante que el tratamiento sea individualizado y se ajuste a las fortalezas y desafíos específicos de cada persona con TEA.

Factores de riesgo del TEA

El TEA no tiene una causa única identificada, pero se ha encontrado que hay varios factores que pueden aumentar las probabilidades de que un niño desarrolle TEA. Estos factores pueden ser de naturaleza genética, ambiental o estar relacionados con complicaciones durante el parto. Algunos de los factores de riesgo comunes incluyen:

  • Tener un hermano o hermana con TEA.
  • Presentar ciertas condiciones genéticas o cromosómicas.
  • Haber tenido complicaciones durante el nacimiento.
  • Nacer de padres mayores.

Se siguen realizando investigaciones para comprender mejor los factores de riesgo y las causas del TEA. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) están llevando a cabo estudios y recopilando datos para mejorar la comprensión de esta condición.

Estadísticas sobre el TEA

El TEA afecta a personas de todos los grupos raciales, étnicos y socioeconómicos. Según la Red de Vigilancia del Autismo y las Discapacidades del Desarrollo de los CDC, se estima que el TEA afecta a alrededor de 1 de cada 54 niños en los Estados Unidos. Además, se observa una mayor prevalencia en niños varones que en niñas, con una proporción de aproximadamente 4:1.

¿Qué hacer si hay preocupaciones sobre el TEA?

Si los padres tienen preocupaciones sobre el desarrollo de su hijo o sospechan que puede tener TEA, es importante buscar ayuda y orientación. Comunicarse con el médico del niño es el primer paso para discutir las inquietudes y solicitar una evaluación. El médico puede derivar a especialistas, como pediatras del desarrollo, neurólogos infantiles o psicólogos infantiles, para una evaluación más completa.

Además, existen servicios de intervención temprana disponibles a través del sistema público en muchos países. Estos servicios pueden proporcionar evaluaciones y terapias especializadas de manera gratuita o asequible. Es importante buscar apoyo y servicios lo antes posible, ya que la intervención temprana puede marcar una gran diferencia en el desarrollo y el bienestar de un niño con TEA.

En resumen, el trastorno del espectro autista (TEA) es una discapacidad del desarrollo que afecta la forma en que las personas se comportan, se comunican, interactúan y aprenden. Aunque las causas exactas aún no se conocen, se cree que hay factores genéticos, ambientales y de desarrollo que pueden contribuir al TEA. El diagnóstico temprano y el acceso a servicios de intervención adecuados son fundamentales para brindar apoyo a las personas con TEA y ayudarles a alcanzar su máximo potencial.

Psicología Act

Tu Bienestar, Nuestro Compromiso. Terapia Online en Chile, Transformando Vidas a un Clic de Distancia.

Plataforma de Psicólogos Online

Contacto

contacto@psicologiaact.cl

+569 33338050

Chile

Descubre más desde ▷Terapia Online - Psicólogos Online - Chile

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo