50% en la Primera Sesión $12.495.

Gaslighting: El Patrón de Manipulación Emocional que Debes Conocer

En nuestras relaciones personales, es común que surjan conflictos y malentendidos. Sin embargo, en ocasiones, podemos encontrarnos en situaciones en las que nos sentimos confundidos, ansiosos o incluso deprimidos. ¿Alguna vez te han dicho frases como “tú estás loco/a” o “eso nunca pasó” como respuesta a tus quejas? Si es así, es posible que estén utilizando una técnica manipuladora llamada “gaslighting”. En este artículo, exploraremos en detalle qué es el gaslighting, cómo identificarlo y qué hacer al respecto.

¿Qué es el Gaslighting?

El gaslighting es un patrón de abuso emocional en el cual una persona manipula a otra para que esta última llegue a dudar de su propia percepción, juicio o memoria. El término “gaslighting” proviene de la película clásica de Hollywood llamada “Gaslight”, en la cual un hombre manipula a su esposa para hacerla creer que está loca y así robar su fortuna. Esta táctica se basa en la semilla de la duda, y su objetivo es minar la confianza y la autoestima de la víctima.

Aunque la trama de la película “Gaslight” puede parecer un caso extremo, el gaslighting es una forma de manipulación utilizada consciente o inconscientemente en muchas relaciones. Sus características pueden variar, pero siempre se basan en sembrar dudas en la mente de la víctima sobre su propia percepción de la realidad.

Características del Gaslighting

El gaslighting puede manifestarse de diferentes maneras en una relación. A continuación, exploraremos algunos escenarios comunes en los que se utiliza esta técnica:

  1. Negación de eventos o palabras: El abusador niega que haya ocurrido algo o que haya dicho ciertas palabras, aunque la víctima tenga claros recuerdos de ello. Por ejemplo, si la víctima menciona que el abusador le hizo daño con sus palabras, este último puede responder diciendo que nunca dijo eso y que la víctima se lo está imaginando.
  2. Minimización de emociones: El abusador desestima los sentimientos de la víctima y los invalida. Por ejemplo, si la víctima expresa que se sintió mal por algo que hizo el abusador, este último puede decirle que es demasiado sensible y que solo fue un chiste.
  3. Cuestionamiento de la percepción: El abusador pone en duda la percepción de la víctima, haciendo que esta última se sienta confundida y desorientada. Por ejemplo, en una discusión, el abusador puede acusar a la víctima de exagerar, hacer una tormenta en un vaso de agua o incluso delirar.

Estas tácticas de manipulación son sutiles pero peligrosas, ya que pueden llevar a la víctima a cuestionar su propia cordura y a depender de la opinión del abusador.

Efectos del Gaslighting

El gaslighting puede tener efectos perjudiciales para la salud mental de la víctima a medio y largo plazo. Algunos de los efectos más comunes incluyen:

  1. Dudas sobre la capacidad de recordar: El gaslighting puede hacer que la víctima dude de su memoria y se cuestione su capacidad para recordar eventos correctamente. La persona manipuladora convence a la víctima de que recuerda cosas que nunca ocurrieron y de que no recuerda cosas que sí sucedieron, generando confusión y autodesconfianza.
  2. Dudas sobre el propio raciocinio: El gaslighting hace que la víctima pierda confianza en su capacidad para razonar y tomar decisiones. La persona manipuladora busca que la víctima dependa de su criterio y la convence de que sus propias interpretaciones y conclusiones son incorrectas.
  3. Dudas relacionadas con la salud mental: En casos extremos, la víctima puede llegar a creer que tiene un trastorno psicológico que explica sus reacciones emocionales o pensamientos alejados de la realidad. Esto lleva a la víctima a desconfiar de sí misma y a confiar cada vez más en la persona manipuladora.
  4. Baja autoestima: Como consecuencia de los efectos anteriores, la víctima puede experimentar una disminución de su autoestima. La persona manipulada puede llegar a sentir que no es capaz de hacer nada bien y adoptar un rol de sumisión en la relación, permitiendo que la persona manipuladora tome las decisiones por ella.

Estos son solo algunos de los efectos psicológicos comunes del gaslighting. Es importante reconocer estos patrones de manipulación y tomar medidas para proteger nuestra salud mental y bienestar.

Gaslighting relaciones toxicas

Cómo Detectar el Gaslighting

Es fundamental aprender a identificar las señales del gaslighting para poder ponerle fin a esta forma de manipulación. Aquí hay 10 señales que pueden indicar que estás siendo víctima de gaslighting:

  1. Te cuestionas constantemente tus ideas y acciones.
  2. Te sientes demasiado sensible y te disculpas constantemente.
  3. Buscas constantemente la aprobación de los demás.
  4. Te preguntas por qué no eres feliz a pesar de tener cosas buenas en tu vida.
  5. Ofreces excusas por el comportamiento de tu pareja frente a tus familiares y amigos.
  6. Ocultas información para evitar explicaciones o excusas.
  7. Empiezas a mentir para evitar confrontaciones o cambios en tu realidad.
  8. Te cuesta tomar decisiones, incluso las más simples.
  9. Sientes que no puedes hacer nada bien.
  10. Te preguntas constantemente si eres suficiente para los demás.

Si te identificas con varias de estas señales, es posible que estés siendo víctima de gaslighting. Es importante recordar que no estás solo y que hay medidas que puedes tomar para protegerte.

Cómo Afrontar el Gaslighting

Si has identificado el gaslighting en tu relación, es importante actuar para proteger tu bienestar emocional. Aquí hay algunas pautas que puedes seguir:

  1. Confía en tu intuición: Si sientes que algo no está bien, presta atención a tus instintos. Confía en tu experiencia y no permitas que te hagan dudar de tus propias vivencias.
  2. No busques la aprobación: Evita la tentación de buscar la aprobación de la persona manipuladora. Recuerda que tus emociones son válidas y no necesitas la aprobación de los demás para sentirte bien contigo mismo.
  3. Recuerda tu soberanía sobre tus pensamientos: No permitas que nadie te diga cómo debes sentirte. Tus emociones son tuyas y no están sujetas a debate. Recuerda que tienes el derecho de expresar tus sentimientos sin disculparte por ellos.
  4. Sé consciente de tus valores: Define tus valores personales y mantente fiel a ellos. No permitas que nadie te presione para violar tus principios básicos. Tus valores actúan como la columna vertebral de tu comportamiento y te ayudarán a mantener la integridad en las relaciones.
  5. Mantén tus límites personales: Establece límites claros y hazlos respetar. Si alguien los traspasa, comunica tus límites y establece consecuencias. Si la persona manipuladora no se hace responsable de sus acciones y continúa con el gaslighting, considera alejarte de dicha relación.
  6. Mantén una vida social rica: Mantén una vida social activa y diversa. Mantener relaciones significativas con otras personas te brindará diferentes perspectivas y te ayudará a contrarrestar los intentos de manipulación.

En conclusión, el gaslighting es una forma de manipulación emocional que puede tener efectos perjudiciales en la salud mental y el bienestar de una persona. Es esencial reconocer los patrones de gaslighting y actuar para protegerse a uno mismo. No estás solo y hay recursos y apoyo disponibles para ayudarte a superar esta forma de abuso emocional. Si necesitas comenzar una psicoterapia no dudes en agendar con uno de nuestros especialistas.

Psicología Act

Tu Bienestar, Nuestro Compromiso. Terapia Online en Chile, Transformando Vidas a un Clic de Distancia.

Plataforma de Psicólogos Online

Contacto

contacto@psicologiaact.cl

+569 33338050

Chile

Descubre más desde ▷Terapia Online - Psicólogos Online - Chile

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo