50% en la Primera Sesión $12.495.

Enuresis: La Guía Completa para Entender y Tratar el Problema del Mojar la Cama

La enuresis, también conocida como mojar la cama, es un trastorno de eliminación común en los niños. Se caracteriza por la incapacidad de controlar la micción durante el sueño. Si bien es un problema que preocupa a muchos padres, es importante tener en cuenta que la mayoría de los niños superan esta etapa en algún momento de su desarrollo. En este artículo, exploraremos en profundidad la enuresis, sus causas, síntomas, diagnóstico y opciones de tratamiento.

Tipos de Enuresis

La enuresis se puede clasificar en dos tipos principales: enuresis nocturna y enuresis diurna. La enuresis nocturna ocurre cuando el niño moja la cama durante la noche, mientras que la enuresis diurna se refiere a la incapacidad de controlar la micción durante el día. Algunos niños pueden experimentar ambos tipos de enuresis.

Síntomas de la Enuresis

Los síntomas principales de la enuresis incluyen:

  1. Mojar repetidamente la cama durante la noche.
  2. Mojar la ropa durante el día.
  3. Mojar al menos dos veces por semana durante aproximadamente tres meses.

Es importante destacar que la enuresis no se diagnostica a menos que el niño tenga 5 años o más.

enuresis causas

Causas de la Enuresis

Existen varios factores que pueden contribuir al desarrollo de la enuresis. Algunas posibles causas incluyen:

  1. Vejiga pequeña.
  2. Infecciones del tracto urinario persistentes.
  3. Estrés severo.
  4. Retrasos en el desarrollo que interfieren con el entrenamiento para ir al baño.
  5. Trastornos mentales, como trastornos de comportamiento o trastornos emocionales como la ansiedad.
  6. Predisposición genética.

Además, el entrenamiento para ir al baño que se llevó a cabo de manera forzada o demasiado temprana también puede ser un factor en el desarrollo de la enuresis. Sin embargo, se necesita más investigación para llegar a conclusiones definitivas sobre el papel del entrenamiento para ir al baño en la enuresis.

Diagnóstico de la Enuresis

El diagnóstico comienza con una historia clínica y un examen físico realizado por un médico. Esto se hace para descartar cualquier trastorno médico que pueda estar causando la liberación involuntaria de orina. En algunos casos, pueden realizarse pruebas de laboratorio, como análisis de orina y análisis de sangre, para evaluar la función renal, los niveles hormonales y el azúcar en la sangre.

Si no se encuentra ninguna causa física, el médico basará el diagnóstico de enuresis en los síntomas y el comportamiento actual del niño.

Tratamiento de la Enuresis

En muchos casos, los casos leves de enuresis no requieren tratamiento, ya que la mayoría de los niños superan este problema a medida que crecen. Sin embargo, algunas consideraciones a tener en cuenta al decidir comenzar el tratamiento son el impacto en la autoestima del niño y si la enuresis afecta su funcionamiento diario, como evitar las salidas nocturnas con amigos.

Cuando se utiliza un tratamiento, la terapia conductual es la opción más comúnmente recomendada y efectiva. Algunas técnicas utilizadas en la terapia conductual incluyen:

  1. Alarmas: Se utiliza un sistema de alarma que suena cuando la cama se moja para ayudar al niño a aprender a responder a las sensaciones de la vejiga durante la noche.
  2. Entrenamiento de la vejiga: Esta técnica implica realizar visitas programadas al baño en intervalos cada vez mayores para ayudar al niño a acostumbrarse a “aguantar” la orina durante períodos más largos.
  3. Reforzamiento positivo: Esto puede incluir la provisión de pequeñas recompensas a medida que el niño logra controlar la vejiga.

En algunos casos, se pueden recetar medicamentos para tratar la enuresis. Sin embargo, generalmente solo se utilizan si el trastorno interfiere con el funcionamiento diario del niño y no se recomiendan para niños menores de 6 años. Algunos medicamentos comunes utilizados incluyen desmopresina acetato (DDAVP) e imipramina (Tofranil).

Es importante tener en cuenta que si bien los medicamentos pueden ser útiles para controlar los síntomas de la enuresis, una vez que se suspenden, es probable que el niño vuelva a mojar la cama. Por lo tanto, es necesario considerar los efectos secundarios y los costos antes de optar por los medicamentos.

Perspectiva y Prevención

La mayoría de los niños superan la enuresis a medida que crecen, con una tasa de curación espontánea del 12% al 15% por año. Solo un pequeño número, alrededor del 1%, continúa teniendo problemas en la adultez.

Aunque no es posible prevenir todos los casos de enuresis, especialmente aquellos relacionados con problemas anatómicos, llevar a su hijo a una evaluación pediátrica tan pronto como aparezcan los síntomas puede ayudar a reducir los problemas asociados con esta afección. Ser positivo y paciente durante el entrenamiento para ir al baño también puede ayudar a prevenir actitudes negativas hacia el uso del baño.

Conclusiones

La enuresis puede ser un desafío tanto para los niños como para sus padres. Sin embargo, es importante recordar que es un problema común y que la mayoría de los niños superan esta etapa a medida que crecen. Si su hijo presenta enuresis, es recomendable consultar a un psicólogo infantil para descartar posibles causas médicas subyacentes. Con el tratamiento adecuado y el apoyo emocional, su hijo puede superar este problema y llevar una vida plena y sin preocupaciones.

Psicología Act

Tu Bienestar, Nuestro Compromiso. Terapia Online en Chile, Transformando Vidas a un Clic de Distancia.

Plataforma de Psicólogos Online

Contacto

contacto@psicologiaact.cl

+569 33338050

Chile

Descubre más desde ▷Terapia Online - Psicólogos Online - Chile

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo